Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Nutrición / Recetas / Primeros platos / Sopa de verduras

La sopa de verduras es un plato clásico y fácil en su elaboración sin apenas grasa y con nada de colesterol. Indicado para todo tipo de patologías de riesgo: diabetes, hipertensión, obesidad, hipercolesterolemia y niveles altos de triglicéridos. Recomendado en dietas hipocalóricas.

 

Ingredientes:

2 patatas; 2 zanahorias; 1 lechuga; 1 puerro; 1 cebolla; sal; pimienta; caldo de verduras.

Elaboración:

  • Pelar y trocear todas las verduras.
  • Salpimentar.
  • Cubrir con caldo de verduras.
  • Cocer durante media hora.
  • Servir.

Valor nutricional

  • Energía 104 kcal
  • Proteínas 3,3 g 12%
  • Hidratos de carbono 20,8 g 80%
  • Grasas totales 0,8 g 8%
  • Saturados 0 g 0%
  • Monoinsaturados 0 g 0%
  • Poliinsaturados 0 g 0%
  • Colesterol 0 mg
  • Fibra 4,3 g
  • Sodio 44,5 mg

¿Puedo comerlo si tengo…?

  • Colesterol alto

  • Obesidad

  • Diabetes

  • Hipertensión

  • Triglicéridos altos

  • Recomendado. Es una receta absolutamente apta para tu estado de saludo ¡Disfrútala!
  • Ocasionalmente. Ten cuidado con este plato sólo puedes tomarlo de forma esporádica
  • Desaconsejado. No debes comerlo. Contiene ingredientes contraindicados a tu factor de riesgo.

Consejos del Experto

Nuestro equipo de expertos en nutrición realiza comentarios a la receta, aporta sus recomendaciones y hace una valoración concreta para personas con diferente factor de riesgo.

¿Quieres preguntar al nutricionista?

Cecilia Montagna, nutricionista
Este plato contiene una densidad calórica muy baja, es decir, su contenido de calorías por peso de alimento es particularmente escaso, ya que es muy rico en fibra soluble e insoluble, agua y pobre en energía. Se recomienda en dietas hipocalóricas, bajas en grasas y colesterol. Además aporta grandes cantidades de vitaminas, especialmente vitaminas A y C, y minerales como potasio, magnesio, calcio y cobre. En caso de hipertensión reducir la sal y sustituir por especias. Preparar el caldo casero, y evitar el caldo concentrado en cubitos que es rico en sal.

Con la colaboración de Canal Cocina

 

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner