Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Nutrición / Recetas / Segundos platos / Bonito con tomate

Elaboramos un plato con pescado azul, rico en omega 3, en este caso bonito con tomate. Este receta tiene un alto aporte energético y no tiene contraindicaciones para personas con algún factor de riesgo.

 

Ingredientes:

800 g de bonito en una pieza; 1 k de tomates; 2 cebollas; 1 pimiento verde; harina; aceite; pimienta blanca; sal; azúcar.

Elaboración:

  • Escaldamos los tomates en agua hirviendo
  • Rehogamos la cebolla picada
  • En otro recipiente, rehogamos el pimiento verde cortado en aros
  • Pelamos los tomates, los troceamos y los incorporamos a la cebolla
  • Limpiamos el bonito y lo cortamos en supremas
  • Salpimentamos y pasamos por harina el bonito
  • En la sartén donde hemos rehogado el pimiento, cocinamos el bonito
  • Juntamos el bonito con el tomate y dejamos cocinar 3 minutos
  • Servimos el bonito con tomate, acompañado de los aros de pimiento verde frito

Valor nutricional

  • Energía 547 kcal
  • Proteínas 44,5 g 33%
  • Hidratos de carbono 23,7 g 17%
  • Grasas totales 30,4 g 50%
  • Saturados 6,1 g 10%
  • Monoinsaturados 12,8 g 21%
  • Poliinsaturados 9 g 15%
  • Colesterol 82,5 mg
  • Fibra 4,6 g
  • Sodio 4,6 g

¿Puedo comerlo si tengo…?

  • Colesterol alto

  • Obesidad

  • Diabetes

  • Hipertensión

  • Triglicéridos altos

  • Recomendado. Es una receta absolutamente apta para tu estado de saludo ¡Disfrútala!
  • Ocasionalmente. Ten cuidado con este plato sólo puedes tomarlo de forma esporádica
  • Desaconsejado. No debes comerlo. Contiene ingredientes contraindicados a tu factor de riesgo.

Consejos del Experto

Nuestro equipo de expertos en nutrición realiza comentarios a la receta, aporta sus recomendaciones y hace una valoración concreta para personas con diferente factor de riesgo.

¿Quieres preguntar al nutricionista?

Cecilia Montagna, nutricionista
Este en un plato rico en ácidos grasos omega 3. El consumo de estos ácidos grasos se relaciona con una reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que contribuye a la mejora del perfil lipídico al reducir las concentraciones de triglicéridos. También aporta cantidades apreciables de fibra soluble e insoluble, minerales como el potasio, fósforo y magnesio, vitaminas A, D, ácido fólico, y sustancias antioxidantes como la vitamina C, E y los carotenos, especialmente el licopeno que le confiere el color rojo al tomate. En caso de hipertensión se recomienda restringir la sal.

Con la colaboración de Canal Cocina

 

 

Banner

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner