Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto

Tiene proteínas de buena calidad, vitaminas A y B, así como minerales de origen animal que permiten una fácil absorción.

Definición del huevo

Según el Código Alimentario Español (CAE), sólo se consideran huevos los que proceden de gallinas. Para designar los huevos de otras aves es necesario indicar la especie de la que proceden.

Características nutricionales del huevo

  • Tienen proteínas de muy buena calidad y de alto valor biológico. También incluye vitaminas de los grupos A y B. Por último, contiene minerales entre los que destaca el hierro, cuyo origen animal permite una fácil absorción.
  • La clara está compuesta fundamentalmente por albúmina, la proteína de mayor calidad biológica. Para que se aprovechar completamente la clara de huevo hay que cocerla, ya que contiene algunos antinutrientes (avidina y ovomucoide) que se inactivan con el calor.
  • La yema contiene grasa (lecitina), proteínas, hierro, azufre y vitaminas A, B, D y E. Es rica en grasa y colesterol.
  • La composición nutritiva del huevo no depende del color de la cáscara. Es una buena alternativa a la carne o el pescado. De fácil digestión y masticación, el huevo resulta ideal para niños, ancianos y personas con unas necesidades altas de proteínas.
  • El huevo se usa mucho en repostería por sus capacidades espumante, emulsionante, espesante, aglutinante y colorante.

Consejos

  • El huevo se digiere mejor mezclado con harinas.
  • Evita el consumo de huevos crudo. Emplea preparaciones culinarias que incluyan calor: hervido, escalfado, asado al horno, frito (aumenta su aporte calórico), en tortilla, revuelto, etc.
  • Conserva los huevos en frío (en el frigorífico) y evita que absorban olores o sabores de otros alimentos.

Para evitar la salmonelosis:

  • No dejes nunca a temperatura ambiente los huevos ni los alimentos elaborados con ellos.
  • Conservalos en el frigorífico y consúmelos antes de pasadas 24 horas.
  • No compres huevos con la cáscara rota o sucia.
  • Lávate bien las manos y limpia los utensilios de cocina antes de cocinar.
  • Rompe el huevo en el borde de un recipiente distinto a donde lo vayas a batir.
  • No laves los huevos ante de meterlos en el frigorífico, ya que eliminarías la película protectora y se abrirían los poros de la cáscara.
  • Si separas las claras de las yemas, no uses la propia cáscara del huevo.

Ingesta recomendada de huevos

La ingesta recomendada es de 3-5 huevos a la semana.
Si se tienen niveles altos de colesterol en sangre, reducir a 2-3 huevos completos (clara + yema) ó 2-3 yemas y 4-5 claras a semanales.

Si quieres ampliar la información consulta nuestros reportajes en formato PDF

 

Contenido revisado por:

María Garriga

Dietista-Nutricionista del Servicio de Endocrinología y Nutrición y de la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid (1996-actualidad). Dietista-Nutricionista de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (2003-2011). Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Navarra (1994). Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la Universidad Complutense (2005); Grado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Navarra (2011).
 

Cecilia Montagna

Nutricionista.
Licenciada en Nutrición.
Máster en Nutrición Clínica.