Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Los hábitos de vida de los madrileños, a revisión

dia_mundial_corazon2016

Con motivo de la conmemoración, mañana, del Día Mundial del Corazón, la Fundación Española del Corazón (FEC) ha analizado los resultados obtenidos tras las mediciones de riesgo cardiovascular de los madrileños que se han pasado por la plaza de Callao durante las Semanas del Corazón, cuyas actividades han finalizado tras de cinco días repletos de talleres y conferencias en torno a la salud del corazón.

Cerca de 750 madrileños (de los cuales 60% mujeres y 40% hombres) se han sometido a las pruebas de riesgo cardiovascular, donde se han tenido en cuenta los niveles de colesterol elevados (>190 mg/dl), el índice de masa corporal (IMC >30), las cifras de presión arterial sistólica y diastólica (>140 mmHg y >9 mmHg respectivamente), el perímetro abdominal y el riesgo de diabetes mediante el test FINDRISC (FINnish Diabetes RIsk SCore).

De este modo, los resultados revelan que el 45,5% de los madrileños sometidos a las pruebas tiene los niveles de colesterol elevados, casi un 24% padece obesidad, el 38,5% tiene elevada la tensión arterial sistólica y el 12,2% podría padecer diabetes en un futuro si no modifica su estilo de vida actual. Asimismo, y teniendo en cuenta el perímetro abdominal, se observa que un 36,2% de las mujeres presenta valores superiores a los límites establecidos (88cm), mientras que este porcentaje se reduce en su homólogo masculino (límite situado en 102cm), con un 27,8% del total.

Tras conocer su riesgo cardiovascular, los participantes han sido aconsejados por profesionales (cardiólogos, médicos, nutricionistas, biólogos...) sobre los hábitos de vida a seguir para reducir el riesgo cardiovascular y mejorar así su salud.

Ante estos datos, la FEC quiere concienciar sobre la importancia de seguir unos hábitos de vida saludables para evitar la aparición o agudización de cualquier patología del corazón en un futuro. Concretamente, el Dr. Carlos Macaya, presidente de la FEC, recuerda que, "el 80% de las muertes prematuras podrían evitarse mediante la promoción de estilos de vida cardiosaludables. Desde la Fundación Española del Corazón luchamos para que vivir de forma saludable sea una prioridad de la población. Seguir un estilo saludable, además de ser beneficioso para el cuerpo, también mejora nuestro estado de ánimo y la percepción de nosotros mismos".

A lo largo de septiembre y octubre diversas ciudades españoles continúan con sus actividades en sus respectivas Semanas del Corazón. El objetivo es el mismo para todas ellas: velar por el cuidado de la salud cardiovascular de la población y conseguir reducir la mortalidad cardiovascular en un 25% en 2025, de acuerdo con el objetivo global de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La enfermedad cardiovascular en el mundo

Según datos aportados por la World Heart Federation, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, siendo responsables de más 17,3 millones de muertes al año, lo que representa un 31% de las defunciones totales.

Controlar los factores de riesgo es esencial para llegar reducir las cifras y conseguir el objetivo fijado por la OMS, pero sin embargo, su incidencia se ha visto aumentada a lo largo de los años. Cabe destacar que a nivel mundial:

El número de personas con hipertensión no controlada aumentó en 400 millones desde 1980 a 2008, afectando ahora a 1.000 millones de personas

  • Uno de cada diez niños en edad escolar sufre sobrepeso, 42 millones de niños menores de 5 años
  • La diabetes ha aumentado más del 50% en los últimos diez años en la mayoría de los países europeos
  • El 23% de los adultos no fue suficientemente activo en 2010. Se recomienda realizar actividad física un mínimo de 30 minutos al día
  • Se contabilizan 1.000 millones de fumadores, un hábito que puede llegar a triplicar el riesgo de patología coronaria

Concienciarse y tomar medidas para luchar contra las enfermedades cardiovasculares permitirían evitar:

  • Cualquier epidemia cardiovascular derivada del envejecimiento de la población, la urbanización y la prevención inadecuada
  • El aumento de la desigualdad, los países de ingresos bajos y medios son los más afectados por estas patologías, puesto que contabilizan el 80% de las muertes prematuras
  • Aumentos del coste global de las enfermedades cardiovasculares, que actualmente representan 863.000 millones de dólares

La enfermedad cardiovascular en España

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las enfermedades cardiovasculares provocaron, en el año 2014, 117.393 defunciones, es decir, casi uno de cada tres fallecimientos que se produjeron en nuestro país. De este modo, la mortalidad cardiovascular se sitúa por debajo del 30%, concretamente, un 29,66% frente al 30,09% en 2013. Cabe destacar que la mortalidad por esta causa es la que más se ha reducido en los últimos diez años (casi un 4% desde 2004).

Por lo que respecta a la diferencia de géneros, la mujer española muere un 6% más que el hombre por enfermedad cardiovascular en nuestro país; es decir 32,84% frente al 26,58% en los hombres, lo que representa más de 10.000 defunciones de diferencia (63.812 femeninas y 53.581 masculinas).